Arreglos florales para tu boda de invierno

Qué flores usar para tu boda de invierno

Una boda suele ser uno de los momentos más importantes en la vida de toda persona, por lo que todos queremos que nada falle en ese día. Celebrar una boda en invierno no tiene por qué ser sinónimo de fracaso en decoración floral, si no todo lo contrario. En la estación más fría del año siempre aconsejamos a nuestros clientes elegir flores capaces de soportar el frío como pueden ser las rosas y los liliums. Se trata de flores conocidas por todos, muy bonitas y que nada desmerecen frente al resto de las demás. Sus colores son diversos, lo cual permite poder combinarlas de diferentes maneras.

Después de proporcionar unos consejos básicos, siempre dejamos a nuestros clientes la tarea de elegir las flores para su boda, así como el color de las mismas. A partir de ahí son nuestros expertos quienes realizan la decoración y los arreglos de la decoración floral. Si alguien se muestra muy interesado en un tipo de flor concreto, siempre puede consultarnos de modo a saber tanto si será posible conseguirla, como su resultado en invierno.

consejos flores boda inviernoLa belleza de las flores invernales

A pesar de la falta del calor típico del verano, la opción de celebrar el banquete al aire libre, las vestimentas más ligeras y escotadas tanto por parte de la novia como de los invitados, las bodas de invierno se caracterizan por contar con flores estupendas, ya que algunas de las más bonitas son de meses fríos.  Por tanto, las novias especialmente preocupadas por los arreglos florales en invierno pueden tranquilizarse a este respecto si van a elegir el invierno como estación en la que contraer matrimonio. En esta época los enlaces cuentan con una magia especial, son muy románticos, acogedores, están inundados de colores intensos, velas y otros elementos que aportan ese calor tan especial a ese momento del año.

En esta época del año el follaje destaca por su tono plateado, y por las flores de color crema y blanco. Siempre se aconseja añadir intensidad al ramo con un toque de rojos oscuros.

Cómo crear un estilo campestre

Para lograr este objetivo las borgoñas son las perfectas flores a elegir, ya que darán el toque cálido necesario para conseguirlo. Al tratarse de flores grandes y con un toque rústico, dan la completa sensación de bosque de cuento de hadas y contrastan perfectamente con el vestido blanco de la novia.  Esa oposición de colores también puede lograrse con tonos melocotón y rojos de las dalias combinándolas con rosas clásicas, y/o helechos plumosos.

Con qué elementos diferenciadores puede contar una boda de invierno

Las piñas del bosque, las avellanas, o las moras son algunos de los elementos naturales que darán ese toque especial solo posible en los meses fríos con propiedades maravillosas no solo para la vista si no también para el olfato. Siempre resulta una muy buena idea integrar alguno de estos elementos en el ramo de la novia en temáticas rústicas.

En invierno, los aromas del romero y la canela transportarán a todos los presentes en la boda a momentos de nostalgia y alegría. Incluyendo unas ramas en los centros de mesa se logra transformarlos e inundar a los invitados tanto de alegría como de nostalgia.

Más información

Arreglos florales para tu boda de invierno
5 (100%) 2 votos
Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver cualquier duda que tengas

Escribe y pulsa enter para buscar